Mejor que un striptease

Rocío Jurado.

.

Hoy me desvío un poco de la senda flamenca. Rocío Jurado lo merece. Y además, a flamenca no le ganaba nadie. Cantaba de muerte por fandagos y todavía recuerdo como casi se come a Camarón en un pequeño tête a tête que tuvieron en la tele. El rey de las bulerías agachó la cabeza y sonrió como el niño tímido que era ante la bestia parda que era la garganta de la de Chipiona. Les pasaba a todos. Una vez a me pareció que Tomatito casi dejaba de tocar la guitarra para hacerse espectador y deleitarse con aquel “Qué no daría yo”, que compuso José Luis Perales y la Jurado ejecutaba por bulerías…

Continúa en Sigueleyendo.