Subvencionar es poseer

 
 

¿De qué ha servido que el flamenco fuera nombrado Patrimonio Inmaterial de la Humanidad hace ahora un año? En mi opinión, de poco y lo poco no ha hecho más que empeorar alguno de los males que ya tenía el género. Pero no toda la culpa es de la Unesco, pobres, que sólo respondieron a la petición de considerar el flamenco como un pajarillo en peligro y poder así guardarlo en una jaula. Lo que sucede es que cuando alguien pide a gritos que lo protejan lo que suele suceder es que ya no necesita una jaula sino un ataúd.

Continúa en Sigueleyendo.