Una noche como excusa

Noche_Blanca_Cordoba_deflamenco_decalycanto

.

Una excusa es  una forma de eludir lo obligatorio. En el caso de La Noche Blanca del Flamenco de Córdoba pareció el pretexto para resarcir de una tacada a artistas, aficionados y visitantes. Pero es arduo organizar un evento como este; complicado adivinar qué quiere el público y difícil de explicar por qué hay que darle una noche especial a lo que debería ocupar muchas más lunas en esta tierra.

La noche empezó con Sara Baras y lleno absoluto en unas Plaza de las Tendillas donde no cabía ni un hilo de voz. Con eso cantó Arcángel en su recital con el coro de voces búlgaras, un show titulado Estruna que la gente recibió con amor y comprensión aceptando las excusas del onubense porque su ‘quejío’ de oro esa noche fue de bronce. Aún así fue de lo mejor, de lo más comprensible, porque no lo fue tanto que el público no se contagiara más y mejor de la energía turbadora de Tomasito, ni que Diego Carrasco pareciera un asistente más subido al escenario. A pesar de su guasa y su arte, no lució como sabe su Hippytano, y sus ausencias en el escenario provocaron algunas quejas entre el público que lo acabaron perdonando porque un estribillo suyo bastaría para sanarnos…

Sigue en Deflamenco.com

Anuncios

Se permite cantar, se ruega no escupir

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s