Los hombres de verdad bailan

Antonio Gades.

Sé que prometí letras flamencas, pero hoy me apetecen pies. Pies y manos de bailaor. Por eso hoy elijo la farruca, un palo que tiene orígenes gallegos o asturianos. Dicen de este cante que es monótono, que es poco jondo, que está un poco pasado de moda. A mí me encanta.

Es verdad que la farruca se ha convertido en un palo ideal para los conciertos de guitarra o para verla bailar. Pero a mí, ese lamento que se marca el cantaor justo al inicio de cada canción, me produce algo parecido a la pena, que puede no ser muy jonda, pero sí es muy sentía.

Las letras y los temas son sencillos y hablan de amores perdidos y muchas veces, de celos. Ah, el gran tema. En los diccionarios de flamenco se dice que es un baile pensado más para el hombre que la mujer. Se me ocurre que esto tiene una influencia clara de la idea antigua (allá por finales del siglo XIX) de que las mujeres debían bailar de cintura para arriba, es decir, mover bien los brazos y la cintura y saber poner cara de circunstancias. El taconeo quedaba reservado a los hombres. Rafael Marín, un flamencólogo de esa cuerda y de ese tiempo, aseguraba que el cuerpo de la mujer no estaba hecho para tales esfuerzos. Y de pronto se me viene a la cabeza Sara Baras y tantas otras que la precedieron y rompieron más de un tablao a golpe de tacón y enfundadas en pantalones, que así lo marca la norma de la farruca.

A veces las baila una pareja y quedan estupendas. Y otras veces las ejecuta un trío: dos mujeres que se disputan al hombre. De ahí los celos. Pero ya he dicho que hoy me apetecen pies y manos de hombre. Y las extremidades más seductoras del baile siguen siendo para mi las de Antonio Gades, que llevó la farruca al paroxismo. No puedo añadir mucho más, sólo quiero ver a Antonio bailarlas. Vean este vídeo, que es corto pero ilustrativo de lo que sabía hacer. Y miren los pies y las manos; la cara y el torso; la inclinación de su cuerpo y los giros de su cintura. Y todavía hay quien dice que los hombres de verdad no bailan…

Publicado en Sigueleyendo.


Anuncios

Se permite cantar, se ruega no escupir

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s